Luis Larraín comparte su experiencia de salir del clóset con estudiantes de la Universidad de Los Andes

Luis Larraín comparte su experiencia de salir del clóset con estudiantes de la Universidad de Los Andes

El movimiento Avanza de la Universidad de los Andes convocó a sus estudiantes a participar en la primera actividad del ciclo “Salgamos del closet: Hablemos de nosotros”, la que tuvo como a primer invitado a Luis Larraín, quien relató su experiencia de asumir ser gay, salir del clóset y cómo pasó a ser un activista de la diversidad sexual.

“Estuve 10 años perdido y muy deprimido. No conocía otras opciones, pensaba en casarme con una niña, ser cura pero no estaba la opción de ser homosexual”, comentó ante alumnos/as, profesores/as y funcionarios/as de la casa de estudios.

“Es difícil pensar que, en pleno 2017, vivir tu orientación sexual diferente siga siendo un problema, sintiendo el miedo al rechazo, a la exclusión. Por eso es que considero que es muy importante que se realicen este tipo de instancias en ambientes más conservadores”, subrayó.

La iniciativa -inédita en la universidad- busca generar espacios de conversación con los alumnos sobre éstas y otras materias de diversidad. En ese contexto, se levantó el caso de un alumno que ha sido llamado por el vicedecano de su carrera para confirmar los rumores respecto a su orientación sexual.

“Ser gay no tiene nada de malo. Lo único malo es todo ese proceso de salir del clóset. Te daña psicológicamente, el suicidio y la depresión es mucho más alto en jóvenes LGBT que las del resto de la población”, afirmó Luis e incentivó a los jóvenes atreverse, a no callarse por su orientación sexual, “porque ese silencio los invisibiliza”.

Luis realizó un llamado a las autoridades del establecimiento para que no hostiguen “a los gays de esta universidad” y pidió libertad para que puedan “dar su opinión en las clases y disentir, sin implicar que se van a echar el ramo”.